Pedro Pedreira Un poco de todo

EL ENFOQUE EN PHOTOSHOP

Las imágenes digitales están formadas por una cuadrcula de pixeles  normalmente cuadrados, lo cual provoca cierta falta de definición. Cuando la cámara almacena la imagen en JPEG aplica determinados ajustes de enfoque pero cuando lo hace en RAW sólo captura los datos en bruto, sin modificaciones. El enfoque es un truco óptico con el que conseguimos que la imagen esté mas definida, consiste en aumentar el contraste de tonos adyacentes, oscureciendo la parte mas oscura del contorno y aclarando la mas clara (realmente lo que se hace es jugar con la acutancia).

El enfoque es un proceso “destructivo” porque modifica el valor de brillo de los pixeles, por lo que su aplicación debe realizarse al final del proceso de edición. Por otra parte, y dado que modifica irremediablemente la imagen original, debemos de aplicarlo en una copia de la capa de la imagen, con el fin de que si lo guardamos en formato PSD podamos modificarlo posteriormente, en función de los resultados que hayamos obtenido (por ejemplo, después de ver la primera copia impresa en papel). Esta capa debemos de fusionarla en modo “luminosidad”, para que PS aplique la nitidez a los valores de brillo  de la imagen y no a los valores de color, lo que elimina la posibilidad de que aparezcan artefactos de color visibles.

Debemos de adaptar la intensidad del enfoque a las dimensiones físicas de la imagen y a la resolución del dispositivo de salida. Sea cual sea la técnica elegida, los ajustes serán distintos para una copia optenida en una impresora de chorro de tinta con una resolución de 300 ppp o un jPEG para n sitio web de 1000 * 1600 pixeles. El objetivo es aplicar tanta nitidez como sea posible sin que se note.

Hay diferentes formas para aplicar el enfoque en PS, alguna de las cuales son las siguientes:

ENFOQUE CON FILTRO ENFOCAR

Es la forma más sencilla, pero a su vez más limitada, para realizar el enfoque. Simplemente tenemos que ir al menú de filtros y dentro de enfoque elegir Enfocar. No nos da opción alguna ni parametrización por nuestra parte.

Por su comodidad y rapidez, se utiliza para fotografías para presentación en pantalla que no requieran mayor análisis.

ENFOQUE CON MASCARA DE ENFOQUE

Es la herramienta más utilizada para enfocar, ya que combina un sencillo funcionamiento con un potente resultado, que puede ser modificado en función de nuestros intereses. El filtro busca pares de pixels cuya luminosidad sea contrastada y la contrasta aún más.

Se accede a él mediante el menú de filtros – enfocar – máscara de enfoque. En la pantalla emergente podremos aplicar diferentes parámetros:

Cantidad: Determinaremos el grado con el que deseamos enfocar la  imagen. Un buen valor es entre 160 y 200 %, pero dependerá del efecto que queramos darle (si queremos un enfoque ligero, utilizaremos valores menores). Más allá del 300 % genera resultados poco naturales.

Radio: Indicaremos la cantidad de pixeles adyacentes a los que se le aplicará el contraste; dicho de otro modo con este valor determinaremos “el grosor” de la línea que se verá afectada al aplicarle el enfoque. Depende de la resolución de la fotografía el darle uno u otro valor; desde mi experiencia se consiguen buenos resultados con valores entre 1,5 y 2 para fotografías de 240 – 300 ppi. Para imágenes de pantalla de 72 ppi conseguiremos bordes nítidos con radios que ronden 0,5 (si utilizando este rango de valores apareciesen imperfecciones, podríamos elevar este valor hasta alrededor de 1)

Umbral: Con este valor indicaremos la diferencia de luminosidad existente entre los pixeles adyacentes a los cuales se les aplicará el enfoque; cuanto mas bajo sea el valor, mayor serán el número de pixeles que se enfocaran en una foto. En función del tipo de fotografía y resultado que queramos, yo suelo aplicarle valores entre 0 y 4.

Este valor es muy importante y es crucial en determinadas fotografías, por ejemplo en un retrato. Podemos estar interesados en aplicar enfoque a el contorno de la cara, al pelo o a cualquier otra parte de la misma, pero seguramente el resultado sea catastrófico si también lo hacemos a las pequeñas imperfecciones de la piel, ya que estas se verán resaltadas. Mediante el umbral podemos determinar “que salto” en luminosidad tiene que existir para que PS aplique el enfoque. Otra manera para solucionar este problema es crear una máscara de enfoque y restringir las zonas en donde queremos aplicarlo y en aquellas otras que no queremos hacerlo.

En cualquier caso, los valores que se deben de utilizar varían de fotografía en fotografía, y por lo tanto debemos de experimentar por nuestra cuenta para obtener los mejores resultados.

En fotos con gran detalle y, sobre todo, con detalle muy fino querremos utilizar un Radio muy pequeño para mantener el halo alrededor de los bordes de un tamaño similar a los detalles que queremos remarcar. Si utilizáramos un Radio muy alto veríamos un halo blanco que sobresale de los bordes. Para estos casos se suele recomendar un Radio entre 0.4 y 1.0 Como el Radio es tan pequeño será muy dificil notar el cambio. Para compensar esto utilizaremos un valor bastante alto en Cantidad, del orden del 200 o 300 % El umbral debe tener valores próximos a cero (ya que hay muchos detalles, queremos que todos ellos queden enfocados).
En las fotos con pocos detalles o con texturas suaves las transiciones de contraste se dan de forma más progresiva y en zonas más amplias. Por ello necesitaremos un radio más grande, entre 2 y 3 (por ejemplo) para conseguir un enfoque más agradable. Para contrarestar esto, utilizaremos un valor bajo de la cantidad (entre 75 % y 125 %). El umbral empieza a tener importancia en estos casos ya que tenemos zonas de texturas muy suaves que queremos preservar. La forma de hacerlo es subir el Umbral, de forma que el filtro sólo actue sobre zonas de cambios de contraste mayores y no actúe sobre las zonas de transición más suaves. Traducido a números, para este tipo de fotos da buen resultado umbrales entre 6 y 12.

ENFOQUE AL CANAL L (LUMINOSIDAD) EN MODO COLOR LAB

Los métodos anteriores eran sencillos e intuitivos, pero no infalibles…. ¿Cuál es el problema? Al enfocar una foto daremos mayor contraste a ciertas zonas de la foto (particularmente los bordes), pero también estaremos amplificando todos aquellos pixels que se diferencian de su entorno, por ejemplo el ruido (el cual se amplificará al ser enfocado). En muchos casos no será ni siquiera perceptible y en otros casos nos bastará con poner una máscara para las zonas que no nos interese enfocar. Cuando no podamos evitar el problema, este método es una solución.

Para comenzar debemos saber que es el modo LAB. En fotografía digital hay muchas formas de representar los colores. Las más utilizadas son RGB y CMYK, siendo la primera la más usada con diferencia.

-           El modo RGB representa los colores como la suma de Rojo, Verde y Azul (Red, Green y Blue = RGB) y es la forma en que trabajan los monitores.

-           CMYK es un modo utilizado en gran parte por las imprentas offset y representa el color como la resta entre Cyan, Magenta, Amarillo y Key (Negro).

-          El modo LAB es diferente, ya que para representar una imagen la separa en 3 canales: Luminosidad, canal A y canal B. La gran ventaja de este modo es que es más independiente del dispositivo en el que se muestra la imagen que los otros dos. Otra gran ventaja al utilizarlos en Photoshop es que nos permite trabajar con la imagen sin modificar los colores.

Habiamos dicho antes que al aplicar el enfoque también se amplificaba el ruido de la foto y eso era porque al cambiar el contraste también modificábamos el color de los píxels. En el modo LAB podemos cambiar el contraste dejando intacto el color si trabajamos sólo sobre el canal de luminosidad.

Veamos ahora como hacemos todo esto. Supongamos que ya tenemos nuestra imagen final pero que necesita que la enfoquemos. Lo primero es pasar la foto a modo LAB, para ello vamos al menú Imagen / Modo / Color Lab

Si nuestra foto tiene capas de ajuste Photoshop no informará que al cambiar de modo eliminará esas capas (aplicará los cambios pero quitará las capas). Si no queremos perder nuestro trabajo original podemos crear una nueva capa por encima de todas las demás y pegar una copia de la imagen final . Con esta capa nueva ya podemos copiarla a un nuevo documento o incluso arrastrarla a otro documento.

Al pasar a modo LAB vemos estos canales :

Para comenzar debemos asegurarnos que trabajamos sólo sobre el canal de Luminosidad. Para lograrlo debemos hacer clic en los ‘ojos’ que hay a la izquierda de los canales ‘a’ y ‘b’ (el ‘ojo’ del canal Lab se va en cuanto ocultamos uno de los 3 canales).

En estos momentos podríamos aplicar directamente el filtro Máscara de enfoque tal y como vimos en el  apartado correspondiente.Si lo hiciéramos el resultado sería ligeramente mejor que aplicar la máscara de enfoque en modo RGB, pero ya que hemos llegado hasta aquí, lo que queremos es que este método sea realmente eficaz, evitando las zonas de mayor ruido y aplicando el enfoque sólo a aquellas aprtes que lo necesiten. Para ello  presionamos CTRL y hacemos clic sobre el icóno del canal de Luminosidad (está justo a la izq de la palabra luminosidad); con ello creamos una selección basada en la imagen de este canal (las partes mas claras están seleccionadas y las oscuras menos). Invertimos la selección (CTRL + SHIFT + I) y aplicamos el filtro porque tenemos seleccionado solo el canal luminosidad y las áreas de la imagen que más nos sirven para enfocar.

ENFOQUE MEDIANTE FILTRO PASO ALTO

Esta tecnica también es utilizada cuando no queramos aumentar el ruido de la imagen. Para ello no vamos a utilizar ningun tipo de filtro de enfoque, usaremos el filtro paso alto.

En primer lugar vamos a duplicar la imagen en una nueva capa, para ello nos dirigimos al menu capa – duplicar capa y trabajaremos sobre la ultima capa (copia fondo).

Ya tenemos nuestra nueva capa con la foto a enfocar. Para hacerlo vamos a Filtros->Otros->Paso Alto y nos aparece un diálogo que nos muestra nuestra imagen en gris.

El único control de “paso alto” es el regulador del radio; para fotos pequeñas un valor correcto ronda el 0.5-0.7, y para fotos más grandes estará cerca del 1.5. Con valores superiores es posible que aparezcan halos alrededor de los bordes.


Ahora cambiamos el modo de fusión de nuestra nueva capa, utilizando uno de los siguientes métodos: Superponer (overlay), Luz suave (Soft ligtht) y luz fuerte (hard light); lo mejor es probar cada uno de ellos y quedarnos con el que nos parezca más natural.
Una ventaja que tiene este método es que todos los cambios están en una nueva capa. Esto nos permite moderar el efecto simplemente bajando la opacidad de la capa. Y también podremos agregarle una máscara para ajustar el enfoque solamente a las áreas que necesitemos, bloqueando el efecto en el resto de la fotografía. Esto es muy importante en retratos, donde se busca que los ojos, la boca y la nariz estén perfectamente definidas pero no así la piel de la cara.

ENFOQUE USANDO CANALES

El modo LAB como hemos visto no es la única forma de evitar el ruido al enfocar una imagen. Cuando una foto está en modo RGB, lo común será que en el canal azul haya mucho más ruido que en los otros dos canales.  ¿Pero cuál de los otros dos canales debemos utilizar?. No hay una regla fija, lo que debemos hacer es ver cada uno de ellos y utilizar el que tenga más detalle y no tenga mucho ruido.

En un retrato lo normal será que el canal azul no nos sirva (mucho ruido) pero tanto el verde como el rojo vayan bastante bien. Aqui la decisión ya depende de cada uno, en el canal verde suele haber mucho más detalle en la textura de la piel que en el rojo. Esto puede ser algo bueno si estamos viendo un retrato de un hombre (o si buscamos un efecto Dragan) pero hay que evitarlo si el retrato es de una mujer porque al enfocar dejará la piel menos suave.

A partir de aquí aplicaremos uno de los métodos de enfoque que hemos visto anteriormente.

ENFOQUE A UN CANAL EN MODO CMYK

Similar al anterior; se convierte la imagen en modo CMYK y en la ventana de canales seleccionamos el canal negro, aplicando en el mismo el filtro de máscara rápida.

OTRAS MANERAS DE CONSEGUIR ENFOQUE

Hay otros métodos menos utilizados para conseguir un buen enfoque en las fotografías, que se pueden utilizar en ciertas ocasiones con resultados muy potentes. Básicamente todos ellos se centran en extraer los bordes “interesantes” de las fotografías para centrar el enfoque en ellos, evitando aplicárselo a otras partes de la misma. Alguno de ellos, puede ser utilizando el filtro artístico estilizar – hallar bordes, con el metodo getty images, con el método Dan Margulis, etc etc.

En esta imagen podeis ver, sutilmente eso si, las diferencias entre las distintas maneras de enfocar con el PS

pruebas

Popularity: 29%