Pedro Pedreira Un poco de todo

FOTOGRAFIAS HISTORICAS RETOCADAS

Una de las fotos históricas más conocidas y drásticamente retocadas es la de la bandera comunista sobre el Reichstag – que encabeza este artículo – tomada al finalizar la Segunda Guerra Mundial y que ha sido retocada bastante, añadiendo ese humo apocalíptico para potenciar su dramatismo y eliminando habilidosamente los relojes “extra” que llevaba el soldado que sujeta al que sostiene la bandera, para no dar esa imagen del “pillaje” por parte de las tropas. También hay alguna otra versión donde eliminaron hasta el último reloj (ya sabéis, por el tema del comunismo) y aumentaron el humo.

Aquí tenemos otro ejemplo de que efectivamente muchos años antes de la tecnología de retoque digital ya había especialistas positivadores capaces de retocar, montar o incluso hacer desaparecer a personas que “alguien” no quería que apareciesen a su lado, como en este caso en el que eliminan a Carlos Franqui de una foto en la que salía con Fidel Castro.

Este otro sin embargo es un retoque algo más inocente e intrascendental. A Franco le cambian la cara por la de otra fotografía, ya que en la original salió con los ojos cerrados, además oscurecen un poco el fondo y de paso a los que van detrás de Hitler y él, supongo que para que nadie les robe protagonismo.

De ésta no he encontrado ahora mismo la original, pero si os fijáis sí se aprecia bastante esa sensación de “corta-pega” del dictador español al lado de Hitler, debido sobre todo a la luz y perspectiva. A Franco le han puesto mucho más alto de lo que era en realidad, para equipararse al alemán, y además si no me equivoco le han cambiado la insignia, pues dicen que llevaba la alemana para ganarse su simpatía y después ordenó al fotógrafo poner la española en el laboratorio para mostrar a nuestro país que no se achicaba ante nadie.

Como véis, los grandes dictadores son unos de los personajes que más se han aprovechado en la historia de estas técnicas fotográficas. En esta ocasión es Goebbels quien es borrado de la fotografía original con Adolf Hitler, los motivos ya os los podéis imaginar.

Otro ejemplo de retoque en pro de mejorar la imagen de un dictador. Se borra todo rastro de la persona que estaba sujetando el caballo de Mussolini. Hay que reconocer que la imagen cambia muchísimo de significado.

En esta imagen, es al contrario, se añade al general Blair a la fotografía del general Sherman. Para que veáis que no sólo se quitaban personas y cosas sino que también se ponían con la misma facilidad.

Bastante en la línea de la que abre el post, borrando los relojes que los soldados recolectaban, pero en este caso lo que eliminan son las botellas de bebidas alcohólicas en la fotografía de algún periódico soviético realizada durante una reunión entre Brézhnev y Brandt.

Otra de las que más veces me he encontrado es el famoso retrato de Lincoln, que en realidad no es tal, porque simplemente han puesto su cabeza en el cuerpo de John Calhoun, de quien era la fotografía original.

Y para terminar, un gran clásico de la fotografía artística, no podía ser otra: el “Dalí Atomicus” de Philippe Halsman, que no van a ser todo generales y guerrilleros, también en el arte se ha retocado mucho, aunque por supuesto en esta disciplina no se está cometiendo un grave engaño informativo como sí ocurre en el ámbito documental.

Mas ejemplos aqui:

http://www.cs.dartmouth.edu/farid/research/digitaltampering/index.html

http://www.nytimes.com/slideshow/2009/08/23/weekinreview/20090823_FAKE_SS_index.html

Via: XatakaFoto