Pedro Pedreira Un poco de todo

LA TARTA DE LA LIQUIDEZ

Cuando empezaron a proliferar los casos de impago hipotecario a principios de este año, muchos expertos pensaron que el daño apenas se dejaría sentir en unas pocas entidades emisoras que se habían introducido en el negocio de las hipotecas “subprime” (de alto riesgo). A estas alturas de la película todos sabemos que la cosa no quedó ahí y que la bola de nieve creció y creció haciendo que varios gobiernos tuviesen que insuflar liquidez en el mercado financiero.

Como siempre una imagen vale más que mil palabras. En el siguiente gráfico se compara el gasto debido a la crisis financiera con otros importantes presupuestos de EEUU a lo largo de su historia.


Ni siquiera sumando los costes (actualizados a su equivalente en noviembre de 2008) de Plan Marshall, la compra de Luisiana, la carrera por la llegada a la luna, la crisis de las instituciones financieras de Ahorros y Préstamos (Savings and Loans crisis), el New Deal, las guerras de Irak, Corea y Vietnam y el presupuesto histórico de la NASA servirían para cubrir el coste de esta crisis financiera.
Via: Una breve historia