Pedro Pedreira Un poco de todo

MILHOJAS DE FRAMBUESAS Y MORAS CON CREMA PASTELERA

Otoño es una buena época para hacer postres con frambuesas y moras, ya que las encontraremos facilmente en el supermeracado a un precio razonable. En otras épocas del año podemos sustituirlas por fresas, kiwi o por la fruta que más nos apetezca.

INGREDIENTES

Pasta de hojaldre congelada, frambuesas y moras, una cucharada de azucar y una cucharada de mantequilla.

PARA LA CREMA PASTELERA: Medio litro de leche, una corteza de limon, una cucharada sopera de maicena,  4 yemas de huevos, 2 cucharadas de azucar

PREPARACIÓN

HOJALDRE

La masa de hojaldre congelada tiene forma cuadrada, por lo que aprovechamos mejor cada oblea; se puede utilizar igualmente la masa fresca pero todas las que encontre tienen forma redonda. Dejamos descongelar la masa de hojaldre a temperatura ambiente, mientras calentamos el horno a 200 grados.

Cortamos la masa de hojaldre en cuadrados de aproximadamente 4 cm de lado. Untamos la placa del horno con la mantequilla para que no se pegue, y colocamos el hojaldre sobre la misma.

Para evitar que el hojaldre “suba” (se hinche) debemos de colocar una fuente metalica u otra bandeja encima, ya que en caso contrario se hincha y luego es más dificil conseguir que la milhoja quede estable (podeis ver en la foto que yo no lo hice). Hornear el hojaldre durante unos 15 minutos, hasta que esté dorado.

CREMA PASTELERA

Separamos 4 yemas en un vaso y las batimos junto con la maicena y un chorrito de leche. En una pota calentamos la leche hasta hervirla, junto con el azucar y la corteza del limon. Podemos sustituir el limon por raspaduras del mismo, o por vainilla o canela.
Para evitar que se corte (por la diferencia de temperatura de la leche y las yemas batidas) vertemos un poco de leche caliente en el vaso y mezclamos. A fuego medio vamos mezclando la leche con las yemas sin dejar de revolver, hasta que consigamos que la crema quede ligada, con el color característico.

Batimos el azucar para hacer azucar glace.

Colocamos una base de hojaldre que untamos generosamente con crema pastelera. Ponemos una capa de moras o frambuesas y volvemos a repetir la operación.

Finalmente la última capa la espolvoreamos con el azucar glace.

NOTA: En la foto el hojaldre se hinchó por no haber puesto nada sobre él, y la última capa está decorada con crema pastelera, no con azucar glase.