Pedro Pedreira Un poco de todo

MUJER FRIENDO

Una mujer le está friendo unos huevos de desayuno al marido.

De pronto, el marido entra en la cocina.
– Cuidado … CUIDADO !!! Ponele un poco más de aceite.

–          POR DIOS !!! Estás cocinando demasiados al mismo tiempo !!! DEMASIADOS !!! Dalos vuelta !!!  DALOS VUELTA AHORA !!! Necesitamos más aceite.

–          POR DIOS !!! DÓNDE vamos a conseguir MÁS ACEITE ??? Se van a PEGAR !!! Cuidado … CUIDADO !!! Dije CUIDADOOOO !!! NUNCA me hacés caso cuando cocinás !!! Nunca !!! CUIDADO !!!
Dalos vuelta !!! Rápido !!! Estás LOCA ??? Perdiste la CABEZA ??? No te  olvides de echarles sal. Sabés que siempre te olvidás de la sal. Usá la  sal. USA LA SAL !!! LA SAL !!!………………

La mujer lo mira con asombro:
– ¿ Pero… Qué te pasa? ¿ Crees que no puedo freír un par de huevos?

El marido sonríe y contesta calmadamente:
– Sólo quería mostrarte lo que se siente cuando voy conduciendo contigo en el coche!!